‘Chuzos de punta’ terminado.

‘Chuzos de punta’ terminado.

“¿Es usted verdad? ¡Mariano Molina, el hombre del tiempo en persona!”

Hay cortometrajes que tienen algo especial, que te caen bien.

Los cortos son como la gente, te caen bien o mal. A veces incluso no sabes porqué, pero percibes esa sensación de forma casi instantánea.

‘Chuzos de punta’ es uno de los que te caen bien, por muchos motivos. Personalmente desde que leí el guión me pareció un buen tipo, y cuando conocí al director, Suda Sánchez, entendí el porqué. Porque él es un buen tipo en sí mismo y, claro, una obra suya tiene que tener esa impronta. Sin lugar a dudas. Suda es un hombre inteligente, comprensivo, honesto, dicharachero y saleroso. Este cordobés sabe escribir, sabe contar historias y sabe tratar con la gente. Afortunado me hallo de haberlo conocido y haber podido trabajar a su lado en esta nueva obra suya, la sexta ni más ni menos.

Emotioner se ha implicado en el proceso de montaje desde el principio y, pese a que ha sido un trayecto largo que parecía inacabable, ha sido enriquecedor y alimenticio. Este proyecto, rodado en cine y montado en digital, ha costado sacarlo más de un año. Pero, pese a las adversidades, la obra está lista para salir a la luz en breve. ¡Y estamos muy contentos con este magnánimo momento! Ahora miramos el conjunto con los ojos llenos de emoción y podemos contemplar al fin un preciso corte de 9 minutos sin resquicios y un etalonaje que ha tenido que superar diversos problemas técnicos hasta poder conseguirse un resultado lo más uniforme posible.

El proceso de montaje ha sido algo diferente de lo habitual, pues ha salido, esta vez, del estudio de Emotioner. Ha pasado a realizarse en las oficinas de Infodel Media, la productora del film, con Ádel Kháder a las riendas. Todo un lujo y un placer trabajar allí.

El equipo de post-producción lo completan: Jose Antonio Galiano, gran persona y artista de FX, J.J Ruíz, un portentoso montador y mezclador de sonido y Ginés Carrión en la composición de la banda sonora. Además, cuenta con las brillantes interpretaciones (y no es un decir) de Mariano Venacio y Mauro Muñiz de Urquiza, la fotografía de Alberto D. Centeno y el arte de Félix Espejo.

El cielo puede parecer despejado, pero cuando menos te lo esperes caerán chuzos. Chuzos de punta.

Sinopsis:

Mariano Molina es El Hombre del Tiempo. Todos los demás se equivocan; él no: es el mejor. Moncho, meteorólogo y su más ferviente admirador, intentará demostrar científicamente que la leyenda que explica la genialidad de Mariano es una burda y falaz patraña.

Más info:

Mini-web del corto.

Teaser: